Sin traducciones, ni Shakespeare ni Homero serían lo que son.

22 marzo 2012

¡Indignación ante la (quicker than ever) mala subtitulación!

Soy una fan (adicta) de las series estadounidenses y reconozco que, alguna vez, necesito subtítulos, por ejemplo con los tan rebuscados chistes científicos de Sheldon Cooper y sus amigos (The Big Bang Theory). Pero últimamente (desde hace un año) están teniendo unos errores horribles, ¡y eso que hasta algunos están hechos por auténticos profesionales! Errores que van desde la codificación hasta faltas sintácticas, y otros simplemente descuidos. No pongo en duda su profesionalidad, pero de lo que sí estoy segura es de que esa falta de coordinación se debe a una simple cosa: quieren que lleguen a España dos minutos después de ser emitidos en los EE.UU., y claro, con tantas prisas ya no cuidan cosas tan importantes como la interpretación, modismos, síntesis, capacidad de asimilar visión y lectura, además de dominar el género y la historia y, sin duda, un buen conocimiento de la cultura de origen y del argot de la serie.

De verdad que a mí no me importa esperar una semana más y ver los capítulos con buenos subtítulos, siempre estaré agradecida a todos los que hacen esa labor (MUCHO), pero siento ser crítica en ese aspecto.  
Desde luego que mi indignación no es tan importante, pero todos sabemos que  existen errores de traducción fatales que sí pueden traer graves consecuencias, así que por qué no cuidar también los temas tan olvidados como la subtitulación. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario